lunes, 29 de septiembre de 2008

Postales de “África”





170 años después de Livingstone, Mi hermana manda un texto que le pedí desde el lugar donde vive. El tecsto es responsabilidad de eya. Dice mi hermana:

Estoy aquí, como dijo Shakira, solo que estoy en Mombasa, mas precisamente en el aeropuerto, mi hermanito Álvaro me pidió que escribiera algo para su blog y como diría mi maridito, “me provoca” hacerlo. O sea, en criollo, tengo una veta de inspiración, y en su honor la voy a aprovechar.
Mombasa? Si, una ciudad turística de Kenia, de paso para una isla muy famosa que se llama Lamu, donde la cultura árabe y la naturaleza diversa y generosa conviven con playas prístinas. No, no estuve en Lamu, solo en Mombasa, pero Gama (el dorima de mi hermana)si la conoce y me contó. A el le paso peor que a mi, se fue de su hotel a Lamu ciudad por el mar y por un bosque. Cuando quiso volver la marea había subido y se perdió en el medio del bosque, y lo rescato un Masai (los amigos intelectuales de Alvarito seguro que saben que son los massais, pero si no, les cuento que son los habitantes trashumantes del sur de Kenia, norte de Tanzania, que viven como lo hacían hace mil años, vestidos con telas hechas a mano, tipo túnicas, y adornados con collares de cuentitas, típica imagen del “africano” que uno tiene antes de pisar el continente.
No, yo vine a Mombasa para una reunión de trabajo. Tres días en un lodge al lado de la playa divino, con piscina y bosque propio, una comida deliciosa y todo el lujo que se puedan imaginar. Esto para que se baje esa imagen de sacrificada que vive en África trabajando para los pobres. Esto ultimo es verdad, pero la África de este lado no es aquella que conocí en el Oeste, y mucho menos aquella que se muestra en el National Geographic. O sea que la parte administrativa de mi trabajo, se hace en lugares espectaculares y con un estándar de vida elevadísimo. Ya hice mi reclamo a mi jefe, me parece que con menos lujo podemos trabajar igual.
Hoy tuve el “dia libre”, porque el laburo fue lunes y martes y mi vuelo solo salia a la tarde (por eso estoy ahora en el aeropuerto, son las 19 y en un ratito salimos). Entonces, me aproveche y me fui a la playa y a la pile a nadar un poco. Estaba sola, mis demás compañeros ya se habían ido, habían tenido vuelo. Y vi algo que jamás me imagine que iba a llegar a ver:
Playas ambientalistas.
Yo sentadita en mi lugar de playa, mirando el mar y meditando sobre la vida, a mi espalda el complejo impresionante, con todos los servicios, piscina con bar, reposeras con toallas especiales, mesas para “tomar mate”, mil mozos que iban y venían, monitos que robaban las azucares de las mesas preparadas para el desayuno, paredes de palmeras, hermoso.
A mi frente, el mar con distintos tonos de azules, el cielo plomizo porque había llovido mas temprano, un grupete de amigos que estaban intentando aprender windsurf, y se divertían mucho en el intento.
A mis costados, varios empleados de los hoteles / lodges que se sucedían uno tras otro en cadena por la playa iban y venían, con herramientas y no les preste atención que estaban haciendo.
Hasta que en un momento, interrumpieron mi meditación para pedirme muy amablemente que me moviera de lugar. Estaban limpiando la playa. Cuando vi su parte limpia, a donde me fui a sentar, me intrigo como lo hacían, porque la arena quedaba blanca y radiante como la novia que fue hace rato. Del otro lado, había una línea de algas que marcaba el fin del mar y el principio de la arena clara. Como en tantas playas, no?
Me quede mirándolos, y me di cuenta que... estaban cavando pozos en la arena (con pala de construcción) y metiendo en ellos las algas que habían quedado depositadas por el mar durante la noche. Y después, satisfechos con su tarea, los cubrían con arena. Estaban enterrando las algas! resultado: una playa blanca, de película...
¿Adonde hemos llegado??? ¿Por que necesitamos playas blancas, sin algas, de foto?, fingiendo que la naturaleza no existe, que nosotros acomodamos todo a nuestro estándar urbano europeo?


Sudáfrica y el museo del Apartheid

Flash forward 3 meses después de aquella primera reflexión: Por razones médicas tuvimos que estar en Sudáfrica unas 3 semanas. Que extraña sociedad! Es como estar en Holanda y con bolsones de villas miserias. Segregación total! Nosotros llegamos de urgencia, así que no vimos mucho el alrededor. Solo un hospital, que hasta en la arquitectura y decoración, parecía holandés. Casualmente, con Gama nos conocimos estudiando en holanda, y el hostel donde nos hospedábamos en esa época (1999) era un antiguo hospital en Maastricht. Este hospital sudafricano donde estábamos ahora era idéntico a aquel! Que regresión en los recuerdos tan simbólica. Bueno, en fin. Cuando sali por la primera vez del hospital, en taxi hasta una pensión, me quede con la boca abierta. Autopistas, hoteles, shoppings, concesionarias de autos Lamborghini y Ferrari con unos 20 autos en stock / exposición, etc. No hay gente caminando, todos en autos. No ves negros en la zona! No pude cerrar la boca en todo el transcurso, del asombro. (ojo con lo que se imaginan que es mi hermana)
Pasaron unas semanas y Gama salio del hospital. Decidimos ir a Johanessburgo (nosotros parábamos en un suburbio llamado Fourways, que es donde les cuento esta burbuja holandesa). Que susto! Ahí si ves la famosa parte africana del asunto. Mugre, pobreza, y sobre todo un terrible sentimiento de inseguridad. Fuimos y volvimos en el transporte publico (una especie de combi llenita de gente que va y viene de laburar, todos apretaditos y hablando en sus lenguas). Para coronar, nos fuimos al museo del Apartheid. Como saben, el Apartheid era un régimen de segregación racial que existió en Sudáfrica desde los años 60 (aprox) hasta el 94, cuando Nelson Mandela fue electo presidente y lo abolió. Fue creado por los Afrikaans (descendientes de holandeses), según ellos, para evitar conflictos raciales. Es decir, en la época había muchos conflictos raciales, y entonces intentaron hacer “reglas de buenas vecindad” dividiendo literalmente la ciudad / el país en áreas donde los blancos podian ir y otras donde los negros podian ir. Se imaginaran! El origen, en realidad, de esto, esta en la ley de tierras de 1920 o 30, cuando se crearon “reservas” donde los negros podían vivir y el resto del pais seria para los blancos (90% de la población viviendo con el 5% de la tierra, y adivinen para quién quedaron las minas de oro, las tierras mas fértiles, los puertos?). En fin, el apartheid vino “a solucionar” esto. Entonces marcaron: este transporte es para blancos, este para negros. Este restaurante para blancos, este para negros, las plazas de este lado para aca para blancos y de aquel para alla para negros. Blancos y negros no pueden tener sexo entre si. Y asi. En el documento de identidad te ponían la raza. Y de ahí, los derechos que tenias. Osea: blanco era europeo, y después habia como 20 razas mas (indio, asiatico, “colored” o sea “oscurito” seria para nosotros, negro etc) y todos estos eran “no blancos”, con un estatus diferente. Obvio que no podian votar, y por ende no tenian representantes en los que hacian las leyes. Bueno, en fin: es re violento el museo, ver eso, pero lo que mas me impresiono y me gusto es que cuando pagas la entrada, te hacen esa segregación racial. A mi me dieron una que dice “blanco”, y a Gama una “colored”. O sea que yo tuve que entrar por una puerta para europeos, y el por otra, para no europeos! Que horror! Y eso fue asi hasta el 1994, no hasta 1913!


El regreso a Mozambique

Mozambique es completamente diferente en eso, y de hecho por eso Maputo, su capital, es tan prospera y bonita: durante la época del apartheid, los sudafricanos con plata a las que les gustaban las africanas, se venían a pasar las temporadas aquí. Y por eso hay hoteles, restaurantes e infraestructura de lujo por todos lados, que claro, en muchos casos esta super mal mantenida. En esa época, la capital se llamaba Lourenzo Marquez, y estaba aun bajo dependencia de los portugueses. Además, aquí hay un dicho que dice que Dios creo al blancos y negros, y los portugueses crearon a los mestizos. En fin, se mezclaron mucho. Así que acá estamos muy cómodos nosotros, la blanca y el coloreado.
Pero después de 3 semanas en Sudafrica, como vi Maputo? Justamente asi, mezclada. Me gusto, me encanto, ver negros viviendo en casas lindas, lujosas, con jardín, caminando por la calle. Mesas mixtas en los restaurantes. Claro, la vi mas sucia que las partes blancas de Johanesburgo, pero mas limpia que las partes negras. En fin: una compensación total. Y me encanto vivir aquí.

5 comentarios:

zamudio dijo...

te banco por tu hermana. escribe mejor que vos.
ahora sí, en maputo no vivo ni loco.
en burkina faso sí

Anónimo dijo...

yo viviria en burkina por el fassso!!!

Anónimo dijo...

en maputo vive truant?

el blogger de florida (ex villa crespo) dijo...

lamentablemente me veo forzado a decirte que creaste otro monstruo, tu hermana te mató el protagonismo. Y si me retrucás, yo escribo sobre las torres gemelas y te termino de eclipsar.

Alvaro dijo...

escribí sobre las torres y salvá este blog que viene en franca decadencia. Alvaro.