lunes, 1 de septiembre de 2008

Otra cosmogonía.





Me acuerdo que en la publi de la Rock & Pop Nagy decía: “Compralo, mañana será un clásico”. O sea que algo se le veía. Es decir, era un disco inclasificable pero algo tenía. La cortina del spot era “Who you are” y todos nos preguntábamos qué mierda había hecho Pearl Jam con su futuro sacando un disco así. Eddie Vedder había hecho la canción de “Dead man walking” con Juan Penn y Susana Saranda un año antes y le pintó hacer un tema medio oriental como primer corte del disco. Y ahí estaba yo con mi flatmate sin poder hacer pogo en el monoambiente de la calle Viamonte debido a que la canción era tan frenética como un partido de bochas de jubilados con lobotomía. Hasta que un día me lo grabé en cassette, lo puse en el walkman y salí en la Econo a escucharlo por la ciudad. Tengo la imagen de estar yendo por Alem y cruzar España en San Nicolás al taco cebado por “Hail, Hail”. Que inconsciente. Igual mamá por la rejita de la ENET 2 se ve si viene un auto o no, cuando vayamos a lo de Martín te muestro. Era sábado y el disco me rompió la cabeza. De ahí creo que lo tuve en el walkman un bimestre* entero sin sacarlo mas que para ponerlo en el grabador, y le tomé un cariño enorme.

Es el cuarto disco de la banda y dividió las aguas. De un lado están los que siguen diciendo que Ten es el mejor disco y van al ropero y se ponen su mejor camisa leñadora y estamos los que bancamos la honestidad que tuvo la banda con ellos mismos y con sus fans. Simplemente hicieron las canciones que querían hacer y las pusieron ahí. Entonces tenés una canción hablada, una punk, una medio blusera al estilo Hendrix, una bien de garage, una balada que es un himno terrible, (que me hizo click en el cerebro una vez viniendo de lo de Fede Califano en el 106 y que me rompe el sistema circulatorio cada vez que la escucho), otra balada country, algunas con el sello grunge de ellos y sigue el catálo. Todas buenas canciones, todas introspectivas y existenciales mas allá de que Vedder la cante a los gritos. Hay una que la escribió y la canta Gossard. Tons el disco te lleva, te trae, te sube, te baja y te deja como durmiendo una siestita de esas que empiezan a las 6 de la tarde y terminan tipo 9 de la noche de cualquier día. Es un disco crepuscular y para la banda (creo) significó demostrar que no era el pariente del campo del grunge. Cuando murió el del saquito de lana murió la movida grunge y cada uno hizo lo que pudo. Muerto el perro se acabó la rabia dice el dicho**. Y Pearl Jam fue muchísimo mas allá con su música y con su pensamiento como banda. Y acá te quiero ver pelotudito!

Resulta que los muchachos tenían tantas ganas de expresarse que hicieron un disco conceptual, qué digo conceptual, supraconceptual lo parió!. Partieron del “no code” (sin código) y lo anclaron al triángulo con el ojo que para algunos es la santa trinidad, para otros dios, para otros la verdad que todo lo ve y para otros un dibujito en los billetes de dólar. Pero cómo carajo representamos el “no código” si la música es justamente un código? Tomaron la foto instantánea como un análogo de la realidad que no admite preparación o composición y lo resolvieron así. Click y listo. Salieron algunos de los flacos de la banda y sus amigos a sacar Polaroids, compilaron 144 y las fueron poniendo en el disco en 2x2 cms. El pack del disco es de cartón y conforma una sola pieza. Cuando uno lo despliega, de un lado encuentra las 144 fotos puestas ahí y si lo mira de lejos ve el triángulo con el ojo. (menos mal que esto lo descubrí ayer leyendo Wiki porque si lo hubiera descubierto en 1996 creo que no llegaba al 2000.) Las fotos son muy raras. Se repiten fotos de estatuas y muñecos, bocas naturales y artificiales, vivas y muertas, humanas y animales. Planos detalle de zapatos, tornillos, cicatrices, obras de arte, humanos, símbolos pop y otros planos detalle conformando texturas. Son la realidad y sus representaciones a través del arte y la técnica, el modo simbólico de expresarnos al que hemos llegado. Pero hay algo más, porque muchas fotos se parecen, o tienen un aire de similitud, como si hubieran tirado una consigna y cada uno hubiese salido por su lado a sacar fotos. Adentro, aparte del disco que tiene un impreso con un sistema de códigos tipo el sol maya, la ouija o algo así (no me acuerdo porque me lo robaron junto con la mochila y todo lo demás en Retiro el 27/12/2000. Me quedó la cajita sola) tiene un sobre con 9 de las fotos que están en la tapa, pero de 10x10 cms emulando polaroids sueltas. Lo loco es que yo tengo determinadas 9 y otro flaco que posea el disco tiene otras y así. En wiki dicen que son 4 series y que cada una responde a las letras C.O.D.E. Si es así yo tengo la XX. Aparte, en el reverso de las fotos hay un código misterioso y las letras de determinadas canciones, que tampoco son las mismas cuando las fotos varían, y en algunas de las fotos está el título de la canción pero no la letra, o hay un texto extraño que no llega a entenderse. A la final, este disco es mas raro que Bruno Gelber.***

Pero lo mas raro de todo (Cikes no me deje mentir usted que me aprecia) es que estaba masticando escribir alguito sobre No Code y cuando hace dos días me meto en la web para recabar info mentero de que el disco seditó el 27 de Agosto de 1996. Exactamente 12 años antes de ese perfecto instante en que estoy sentado tratando de saber algo más sobre el disco. El sphincter me dio tono de ocupado cuando vi eso, me hizo tu tu tu tu del cagaso.

Si le pongo una interpretación medio volada diré que el triángulo es un portal desde el que nos miran, un aleph desde el que alguien mira el Universo en el que estamos, que está representado por esas fotos que conforman un todo mas grande que es el mismo triángulo, y así el ciclo cierra. No code es una forma de explicar el mundo. Lo cierto es que para mí significó aferrarme a esta banda de una vez y para siempre con orgullo postadolescente. Cada vez que lo pongo lo disfruto muchísimo y me llueven recuerdos de 12 años hasta hoy.

Por último me gustaría saber si alguien lo tiene original y de las primeras ediciones que es cuando se editó así como lo describo, así intercambiamos info sobre las fotos y demás cuestiones del disco a ver si podemos seguir descifrando esto. Ponganlo en los comentarios acá abajo.

No Code es un disco que tiene alma.

---------------------------------------------------------------------------------------------

*Si Nito Mestre tuviera un hermano mellizo, éste sería un bimestre? O un Mestre prima? Y entonces cómo llamaríamos a la prima de Nito si el hermano es la prima?
Lo dejo a tu criterio Ricardo.

** Así que el dicho dice? Mirá vos. Y qué dice el dicho? Si es dicho no dice, ya dijo!

*** Iba a poner “que Bruno Gelber haciendo un asado en una carrera de TC” pero consideré que poner “que Bruno Gelber” ya era ejemplo inof de raritud.

Acá van dos muestras.



7 comentarios:

facu dijo...

me pasé tardes al pedo después del cole escuchando el disco y trattando de descifrar el "código". hasta q me dí cuenta. inútil, se llama no code.

savol dijo...

Estimado: no entendi un joraca la coincidencia de fechas...pero si le puedo decir que el triangulo o piramide con el ojo es como ud bien dijo " el ojo que todo lo ve" simbolo utilizado por los illuminati, impuesto por ellos en el dollar,multinacionales como fox, adobe, starbucks , toyota y un largo etc,,,lo tienen en sus logos..estos de pearl jam algo nos quieren decir...

zamudio dijo...

que lean el código da vinchi. ahí está la verdadera papa

alex dijo...

copado el post!!!! wiiiiii

Alvaro dijo...

Facu lo tenés original? Que fotos te tocaron a vos?

Savol: La coincidencia es que el día que decido escribir la nota sobre NOCODE es ecsactamente el día que se editó. 27 de agosto, pero 12 años despues.

Zamudio: Aparte de que sos un boludo alegre te digo: ¿Quien tiene mi codigo davinchi?

facu dijo...

sí, después me fijo.

tengo tu leviatán.

Anónimo dijo...

alvaro es un garca, vende codigos "no code", un disco con codigo es el de La Barra, "codigo de barras", cuac!